Buscar
  • virginiachaquiriand

Semana de la Fertilidad 2022

Del 4 al 10 de Junio, la Sociedad Uruguaya de Reproducción Humana, organiza la 4a edición de la Semana de la Fertilidad.





Un semana con actividades presenciales y virtuales, que permitiraá difundir la importancia del tema, de la prevención, así como la consulta precoz con un especialista, el diagnóstico oportuno, y en caso de ser necesario, los tratamientos disponibles, así como su cobertura, y qué financiamientos contempla la Ley de Reproducción Humana Asistida en nuestro país.


Para quienes tienen deseos concepcionales, es importante planificar el embarazo. No solo los dos o tres meses previos, sino tener claro que hay factores que inciden el poder concretar dicho deseo. Y que la prevención, tiene que empezar mucho antes.

Es por eso que es importante saber que para optimizar los resultados, en cuanto a tasa de embarazo como de niño sano en casa, es fundamental tener en cuenta los hábitos de vida saludables, comer equilibrado, hacer ejercicio, evitar hábitos tóxicos. Y estas cosas son importantes tanto en hombres como en mujeres.


Es fundamental saber que la edad es un factor que puede afectar, a veces de manera muy importante, las posibilidades de un embarazo y de que éste siga adelante, y por tanto, la decisión de diferir, tiene que tener en cuenta este factor.

En las mujeres es bien sabido y reconocido, que la edad materna afecta tanto la cantidad como la calidad de los ovocitos, y por tanto, sus efectos son bastante drásticos y evidentes.

Sin embargo, algo mucho menos mencionado y tenido en cuenta, pero que hoy existe evidencia que lo sustenta, es cómo también, luego de los 40, la edad incide en el factor masculino. Por supuesto que el efecto es mucho menos dramático en cuanto a la cantidad, y en vez de ser "todo o nada", se ve una reducción más leve a nivel de cantidad de espermatozoides, pero sobre todo un incremento en algunas alteraciones genéticas que pueden causar enfermedades de novo vinculadas a las mismas.


Por eso la importancia de planificar el momento adecuado para el embarazo, no solo del punto de vista social, económico y demás, sino también tener encuesta el momento biológico.

Una vez que se toma la decisión de iniciar la búsqueda, se realiza una consulta preconcepcional con el ginecólogo de cabecera, se realiza la historia clínica completa, se ponen al día los controles, se realizan los estudios preconcepcionales y se comienza la toma de ácido fólico y eventualmente algún otro suplemento o vitamina si el profesional considera que esa paciente lo requiere.


En las parejas que no tienen antecedentes sugestivos de alguna patología que permita prever una dificultad, así como las que la mujer tiene menos de 35 años, tiene ciclos regulares y no tiene dolores severos con la menstruación, parece razonable esperar hasta un año para consultar nuevamente si el embarazo no llega.


Si la mujer tiene 35 o más, tiene ciclos irregulares, dolores que sugieran patologías, cirugías previas a nivel pelviano, alteraciones hormonales o cualquier otro antecedente que pueda sugerir algún problema, así como si su pareja ha tenido patologías a nivel genital, cirugías, infecciones o tratamientos con medicación que pueda alterar la formación de espermatozoides, en todos estos casos, se justifica consultar si en 6 meses no consiguen el embarazo, o inclusive antes.


Es así que se inicia el recorrido, de la consulta al especialista en Medicina Reproductiva, que realizará los estudios correspondientes, en función de las pautas establecidas de buenas prácticas y adaptándolas al caso clínico de la pareja, para ver las causas de la no llegada del embarazo, así como establecer los pasos a seguir en cuanto a las ayudas disponibles, las más adecuadas para esa pareja en particular, riesgos, costos y beneficios así como tasas de éxito.


Desde que en nuestro país tenemos la Ley de Reproducción Humana Asistida, todos los estudios diagnósticos, están incluidos dentro de las Prestaciones del Hospital o Mutualista (PIAS) y se pueden realizar así como realizamos otros estudios por otras patologías.

Tienen derecho a ello las parejas heterosexuales que tienen esterilidad o infertilidad, así como las mujeres solas o en pareja homosexual que desean embarazo.

Cuando se requieren tratamientos de baja complejidad, también se pueden realizar en las instituciones del SNIS y cuando se requiere alta complejidad (fecundación in vitro) se puede solicitar el financiamiento con la ayuda del Fondo Nacional de Recursos, siempre y cuando estén incluídas en la normativa vigente.


En la semana de la Fertilidad de este año conversaremos sobre cuando consultar, lo que cubre la mutualista o el FNR, qué técnicas existen, cuándo corresponde hacerlas, cuáles son los estudios iniciales, qué se puede hacer para prevenir, la importancia del acompañamiento psicologico, la valoración del varón y la de la mujer y las distintas herramientas disponibles.


Así que los esperamos para profundizar en todos estos temas, compartir, charlar y asesorarse, conocer y difundir la información, para que quienes quieran formar familia, teniendo la mayor y mejor información disponible puedan decidir mejor.

40 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo