top of page
Buscar
  • Foto del escritorvirginiachaquiriand

Qué es la Fecundación In Vitro?

Actualizado: 1 may

En que consiste la fecundación in vitro


una mujer embarazada con fecundacion in vitro

Entre las técnicas de reproducción asistida, están las que llamamos tratamientos de baja complejidad, de las que ya hemos hablado, y las de alta complejidad. Estas últimas, son aquellas que requieren de una infraestructura más compleja, porque la fecundación del óvulo y el espermatozoide se hace en el laboratorio, por lo cual las condiciones "ambiente" en que ésta se produce, deben ser lo más parecido a lo que sería si fuera en el cuerpo de la mujer. Para ello, es necesario equipamiento muy sofisticado y costoso, para que nos asegure que podemos obtener los mejores resultados posibles, de ahí el título de "alta complejidad".


una mujer feliz por la fecundacion in vitro


Beneficios de la Inseminación in vitro


✅ Opción para parejas con problemas de fertilidad


La fecundación in vitro brinda una opción esperanzadora para parejas que han enfrentado dificultades para concebir de forma natural. Si has experimentado problemas como la obstrucción de las trompas de Falopio, la baja calidad del esperma o la endometriosis, la FIV puede superar estos obstáculos y aumentar tus posibilidades de tener un hijo biológico.


Posibilidad de superar obstáculos reproductivos


La FIV ofrece una alternativa eficaz para superar desafíos reproductivos, como trastornos ovulatorios, problemas en los espermatozoides o antecedentes de fallos recurrentes de implantación. Mediante este proceso, se puede lograr la fertilización in vitro exitosa de los óvulos y aumentar las posibilidades de un embarazo exitoso y el nacimiento de un bebé sano.


✅Control de riesgos genéticos


Una de las ventajas importantes de la fecundación in vitro es la posibilidad de realizar pruebas genéticas en los embriones antes de la transferencia. Esto permite a las parejas identificar y evitar transmitir enfermedades genéticas hereditarias a su descendencia, brindando mayor tranquilidad y seguridad en términos de salud y bienestar para su futura familia.


✅Alternativa para mujeres solteras o parejas del mismo sexo


La FIV también ofrece una opción valiosa para mujeres solteras o parejas del mismo sexo que desean tener hijos biológicos. A través de la fecundación in vitro, estas personas pueden embarcarse en el viaje de la maternidad o paternidad, cumpliendo así su deseo de formar una familia propia y experimentar la alegría de criar a un hijo.



Proceso de la Fecundación in Vitro


✔Evaluación y Preparación

Evaluación médica y pruebas de fertilidad

Durante esta etapa inicial, se realizará una evaluación exhaustiva de la salud reproductiva de la pareja. Se llevarán a cabo pruebas para determinar la calidad de los óvulos y el esperma, así como la evaluación de la salud del útero y las trompas de Falopio. Esto ayudará a determinar la idoneidad de la pareja para someterse al proceso de fecundación in vitro.


Preparación hormonal

En algunos casos, se requerirá una preparación hormonal para sincronizar los ciclos menstruales de la mujer receptora y controlar la estimulación ovárica.


Estimulación ovárica y extracción de óvulos

estimulación ovárica
estimulación ovárica

Medicación para estimular la producción de óvulos

Se administrarán medicamentos para estimular la producción de múltiples óvulos en los ovarios de la mujer receptora. Estos medicamentos pueden ser inyectables y deberán ser administrados durante un período específico bajo supervisión médica.

Procedimiento de extracción de óvulos

Una vez que los óvulos han madurado, se realizará un procedimiento quirúrgico llamado aspiración folicular transvaginal. Bajo anestesia, se utilizará una aguja para extraer los óvulos de los folículos ováricos. Este procedimiento se realiza con la guía de ultrasonido para una mayor precisión.


Obtención de esperma y preparación

Preparación del semen
Preparación del semen

Recolección de muestra de esperma

Se requerirá una muestra de esperma fresca el mismo día de la extracción de óvulos. La muestra se obtiene mediante masturbación en un entorno privado. En algunos casos, si hay problemas de producción de esperma, se puede utilizar una muestra previamente congelada.

Procesamiento y preparación del esperma

El esperma recolectado se somete a un proceso de preparación en el laboratorio. Esto implica separar los espermatozoides de otras sustancias presentes en la muestra y seleccionar los espermatozoides más móviles y sanos para la fertilización.



Fertilización en el laboratorio

punción folicular
Punción folicular

Unión de óvulos y esperma en una placa de cultivo

Los óvulos y el esperma seleccionados se colocan en una placa de cultivo y se incuba en condiciones controladas en el laboratorio. Dependiendo de la técnica utilizada, se puede optar por la fertilización in vitro clásica (incubación conjunta de óvulos y esperma) o la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI), donde se introduce un espermatozoide directamente en el óvulo.

Monitoreo del desarrollo embrionario

Después de la fertilización, los embriones se monitorean de cerca para evaluar su desarrollo. El equipo médico supervisará su crecimiento y división celular en los días posteriores a la fertilización.


Transferencia embrionaria

Transferencia embrionaria
Transferencia embrionaria

Selección de embriones de calidad

Los embriones que hayan alcanzado un desarrollo adecuado y sean considerados viables para la transferencia serán seleccionados. Se tendrá en cuenta la calidad y el número de embriones a transferir, considerando factores como la edad de la mujer y las recomendaciones médicas.

Transferencia de embriones al útero

Mediante un procedimiento no quirúrgico, se inserta un catéter delgado a través del cuello uterino para depositar los embriones en el útero de la mujer receptora. La transferencia se realiza bajo guía ecográfica para garantizar una colocación precisa.


Seguimiento y prueba de embarazo

Monitoreo de síntomas y cuidado posterior

Después de la transferencia embrionaria, la mujer receptora puede experimentar síntomas como hinchazón leve, sensibilidad en los senos o ligeras molestias abdominales. Es importante llevar un seguimiento de estos síntomas y comunicarse con el equipo médico si surgen preocupaciones adicionales.


Prueba de embarazo in vitro y confirmación

Unas semanas después de la transferencia, se realizará una prueba de embarazo para confirmar si la implantación ha sido exitosa. Esta prueba puede ser de sangre u orina, y se recomendará realizar un seguimiento adicional para monitorear el progreso del embarazo.



mujer embarazada de fecundación in vitro
una mujer disfrutando por la Fecundación in vitro

Casos de exito de Fecundación in Vitro

Juliana, una mujer joven, anhelaba ser madre, pero su deseo se vio obstaculizado por su lucha contra el cáncer. Sin embargo, su esperanza renació cuando encontró el tratamiento de fertilidad proporcionado por la doctora Virginia Chaquiriand. Con el apoyo y la experiencia de la doctora, Juliana pudo preservar su fertilidad antes de iniciar el tratamiento oncológico. Gracias a esta valiosa oportunidad, Juliana pudo enfrentar el cáncer con determinación, sabiendo que aún tenía posibilidades de realizar su sueño de ser madre en el futuro.



En el embarazo espontáneo, cuando se produce la ovulación, el óvulo sale del folículo, luego de un proceso de varios días en que éste viene evolucionando para adquirir las características adecuadas para luego poder fertilizar.

Los óvulos, se forman en la vida embrionaria de la futura mujer, y la preparación del material genético se detiene en una fase de la misma, por muchos años. Este proceso se retoma, una vez que el ovocito es ovulado. Mientras tanto permanece en el ovario en unas "bolsitas" que se llaman folículos primordiales. Todos los días de la vida de esa mujer, algunos de ellos irán a la atresia, o muerte celular programada, sin llegar a crecer ni ser ovalados. Mientras que otros, serán seleccionados por el organismo para crecer, y entre ellos, en cada ciclo menstrual, se seleccionan algunos que les tocará en ese ciclo. Al momento de la menstruación serán visibles como folículos preantrales (que los vemos en ecografía como pequeños folículos de 3 a 8 mm) y de ellos, uno solo crece y es ovulado, en un ciclo natural o espontáneo. El resto, van a la atresia.

Cuando ese óvulo se desprende, cae en la pelvis y las trompas deben llevarlo hacia su luz, donde, en caso de haber espermatozoides, se produce la fertilización. Y si se produce, el embrión tiene que irse dividiendo, hasta formar al día 5 o 6 postovulación, una estructura que se llama blastocito.

A medida que éste, se va desarrollando, el embrion va viajando por la trompa hasta llegar a la cavidad uterina, y luego de un "diálogo" entre el embrión y el endometrio, se produce la implantación. Y si el proceso prosigue, algo después una semana, habría un retraso menstrual y empieza a aparecer la hormona de embarazo.

Para que esto se produzca es necesario que todo funcione perfectamente y como "un reloj suizo". Es decir, que haya óvulos, que las hormonas que estimulan la ovulación estén en valores adecuados en cada momento, y evolucionen entre sí en el correr de los días como deben, para que crezca el folículo, que en el momento adecuado se produzca la ovulación, que el endometrio se venga preparando bien, y tenga una estructura normal, que las trompas estén sanas y permeables y puedan cumplir su función, y que haya espermatozoides, en el momento preciso, de características suficientes en numero, motilidad, forma y con estructuras internas como para poder fertilizar.

Como es un proceso tan delicado, especifico y complejo, no todos los meses la gente se embaraza. Por más jóvenes que sean y mejor que esté todo. Y es por ello que sugerimos muchas veces esperar algunos meses buscando naturalmente antes de consultar, cuando no existen elementos clínicos que puedan sugerir dificultades.



ciclos fecundacion in vitro


En algunas ocasiones, no se consigue el embarazo ni espontáneamente ni con técnicas de baja complejidad y tenemos que recurrir a la fecundación in vitro.

En los primeros tiempos, lo que se hacia era extraer el ovulo del folículo, en el momento de la ovulación, y en caso de obtenerlo, ponerlo en el laboratorio con los espermatozoides. Si había fecundación, se pasaba al útero.

Como en algunos casos, los folículos no tienen óvulo, o el óvulo que se obtiene no está bien, o no fertiliza y o no evoluciona, por eso, con el tiempo se empezó a estimular la ovulación con el objetivo de maximizar las probabilidades de tener embrión para transferir. Por ello, se estimula la ovulación mediante la administracion de hormonas, que son las mismas hormonas que forma normalmente la paciente para ovular uno solo. Estas se agregan a las que forma la propia paciente, desde el inicio del ciclo menstrual, para intentar hacer crecer los folículos que están desde el inicio, además del que sería ovulado en caso de no intervenir. Es decir que "rescatamos de la atresia" a folículos que de otro modo, en ese ciclo igual se perderían. No es que estemos gastando óvulos del futuro.

En caso de tener varios folículos pequeños al inicio del ciclo, nuestro objetivo es hacer crecer unos cuantos, ocho a diez, por ejemplo, para que cuando hagamos la punción, podamos recuperar un buen número de ovocitos, para poder poner a fertilizar.

En general, no todos los folículos tienen ovocito, ni todos están en el estado de madurez y con las cualidades necesarias para fertilizar. El promedio de fertilización de aquellos que estén bien, es 70%, y con los días, se van dividiendo y evolucionando, y llegan un 30 a 50% de los que fertilizaron a blastocito.

Por supuesto que estos, son promedios, y algunas pacientes tienen muchos y llegan igual muy poquitos o ninguno, y otras pueden tener muy poquito, y ese poquito llegar. Nunca sabemos nuestra paciente, cómo evolucionará. Cuando planificamos la estrategia, usamos las estadísticas para ayudarnos en las decisiones a futuro, pero sabemos que nuestra paciente y su pareja serán el 100% de la suerte para sí mismos, y que a veces la realidad no cumple las estadísticas.

 

fecundacion in vitro



cultivo embrionario fecundacion in vitro


Pero estos números son los que explican por qué, estimulamos la ovulación, y por qué se ponen a fecundar varios ovocitos, y por qué a veces, no tenemos embriones para transferir a pesar de obtener ovocitos.

Cuando llegamos a tener blastocitos, y son de características adecuadas al microscopio, sabemos que no todos tendrán la carga cromosómica adecuada, y que aunque la tuvieran, no todos podrán implantar. Esto dependerá de la calidad de los óvulos, de los espermatozoides, y de la preparación del útero en ese ciclo.


A veces pasa, que no solo llegamos a tener un buen embrión para transferir, sino que a veces queda más de uno. Y por ello, es que se puede criopreservar los embriones sobrantes, para poder ser transferidos en ciclos posteriores, sin necesidad de volver a estimular nuevamente.

NO es el objetivo del tratamiento generar muchos embriones, y que sobren ... pero como cada paciente tiene un comportamiento distinto frente a la estimulación, en función de sus características, las de su respuesta en ese ciclo a esa estimulación, según las características del semen, y cómo se prepara el útero, es una buena estrategia para no perderlos, en el caso que los tengamos.


A partir de la base de la fecundación in vitro, han ido surgiendo "modificaciones" o estrategias alternativas, que buscan mejorar los resultados o probabilidades de éxito.


Entre ellos, la inyección intracitoplasmatica de espermatozoides o ICSI, que permite la fertilización de óvulos inclusive con muy poquitos espermatozoides disponibles o cuando tenemos antecedentes de fallos de fertilización.

El ICSI también se puede hacer a partir de espermatozoides de biopsia testicular para los casos de pacientes que no tienen espermatozoides en el eyaculado.

La criopreservación de ovocitos sin fecundar, ya sea para preservación de la fertilidad por cancer o por motivos sociales, o para acumular ovocitos para luego ponerlos todos juntos a fertilizar y poder optimizar los resultados del ciclo de fecundación.

La posibilidad de realizar estudios genéticos de los embriones, para descartar alteraciones cromosómicas que impiden su implantación o que el embarazo prospere por ejemplo, o para buscar enfermedades genéticas, cuyos genes conocemos y podemos identificar antes de la transferencia embrionaria.

Se ha visto que podemos comenzar la estimulación en distintos momentos del ciclo cuando el objetivo es guardar ovocitos o embriones, y no solo en el inicio del ciclo menstrual.

Y también se puede realizar estos tratamientos con óvulos o espermatozoides donados, o realizar la transferencia de embriones donados.

fecundacion e implantación in vitro

Con lo cual podemos ver que a partir de la matriz de la Fecundación In Vitro original, en que óvulo y espermatozoide se ponen a fertilizar en el laboratorio y luego se transfiere el embrión dentro del útero, surgen todo una gama de posibilidades, que no son más que herramientas que nos permiten ayudar a conseguir el embarazo.

Hay que ver qué herramienta es la adecuada en cada caso, para cada momento y circunstancia, y para cada pareja, según los estudios, los antecedentes clínicos y de otros tratamientos, así como sus valores, creencias y vivencias. Y entre todos ir buscando el mejor camino para llegar a tener un hijo sano en casa.


Consideraciones importantes sobre la fecundación in vitro


➡Factores de éxito y tasas de éxito

La fecundación in vitro tiene tasas de éxito variables y depende de diversos factores, como la edad, la salud reproductiva y el historial médico de la pareja. Es importante comprender estos factores y establecer expectativas realistas antes de comenzar el proceso de FIV.

➡Riesgos y posibles complicaciones

Aunque la FIV es generalmente segura, existen riesgos y posibles complicaciones asociadas con el tratamiento, como la estimulación ovárica excesiva, el síndrome de hiperestimulación ovárica, la posibilidad de embarazo múltiple y el estrés emocional. Es fundamental tener en cuenta estos aspectos y discutirlos con el médico especialista.

➡Aspectos éticos y emocionales

La fecundación in vitro plantea diversas consideraciones éticas y emocionales, como la selección de embriones, la donación de gametos y los dilemas relacionados con la concepción asistida. Es importante reflexionar sobre estos aspectos y buscar apoyo emocional durante todo el proceso.

➡Alternativas y tratamientos complementarios

Si la fecundación in vitro no es la opción más adecuada o no ha tenido éxito, existen otras alternativas y tratamientos complementarios que podrían considerarse, como la inseminación artificial, la donación de óvulos o esperma, o la adopción. Es esencial explorar todas las opciones disponibles y tomar decisiones informadas.

1158 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page