top of page
Buscar
  • Foto del escritorvirginiachaquiriand

¿Qué es la fase lútea?

La fase lútea es una etapa del ciclo menstrual de la mujer que ocurre después de la ovulación y antes del inicio del próximo período menstrual. Esta fase es nombrada así debido a la formación del cuerpo lúteo en el ovario, el cual produce progesterona, una hormona fundamental para la preparación del útero para la implantación del óvulo fertilizado.

Durante esta fase, el cuerpo lúteo secreta progesterona en grandes cantidades, lo que ayuda a madurar el revestimiento del útero y crear un entorno propicio para la implantación y el desarrollo del embrión.


¿Qué sucede en la fase lútea?


En el ovario

Después de que el folículo ovárico libera un óvulo durante la ovulación, se transforma en una estructura llamada cuerpo lúteo en el ovario. Este cuerpo lúteo produce progesterona, que mantiene el revestimiento del útero y promover un ambiente adecuado para la implantación y el desarrollo del embrión en caso de fertilización.


En el útero

En el útero, la progesterona secretada durante la fase lútea actúa sobre el endometrio, la capa interna del útero. Esta hormona estimula el crecimiento de los vasos sanguíneos y hace madurar las glándulas en el endometrio, preparándolo para recibir y nutrir un óvulo fertilizado. Si la implantación no ocurre, los niveles de progesterona disminuyen y el endometrio se desprende durante la menstruación.


¿Cuánto dura la fase lútea?

La duración promedio de la fase lútea es de aproximadamente 12 a 14 días, aunque puede variar ligeramente de una mujer a otra. Se cuenta desde el día de la ovulación hasta el comienzo del próximo período menstrual. Un ciclo menstrual normal tiene una fase lútea constante y de duración adecuada, lo que participa de la función reproductiva.


Insuficiencia de fase lútea

La insuficiencia de fase lútea ocurre cuando el cuerpo lúteo no produce suficiente progesterona para mantener el endometrio, lo que puede resultar en dificultades para concebir o mantener un embarazo. Esto puede manifestarse en ciclos menstruales cortos o en una fase lútea más corta de lo normal, o por sangrados escasos (« Sporting ») previo a la menstruación. El tratamiento para la insuficiencia de fase lútea puede implicar terapias hormonales para aumentar los niveles de progesterona y mejorar las posibilidades de concepción. Hay consultar a un especialista en fertilidad si se sospecha de esta condición.


Insuficiencia de fase lútea: Síntomas


Ciclos menstruales cortos: Los ciclos menstruales que duran menos de 21 a 25 días pueden ser un signo de insuficiencia de fase lútea, ya que indican una fase lútea más corta de lo normal.
Manchado antes del período: El manchado vaginal o el sangrado ligero antes del período completo pueden ser indicativos de una disfunción en la fase lútea.
Dolor mamario: El dolor o la sensibilidad en los senos, especialmente durante la segunda mitad del ciclo menstrual, podría ser un síntoma de insuficiencia de fase lútea debido a los cambios hormonales,aunque puede corresponder a otras cosas
Cambios en la temperatura basal del cuerpo: Un patrón anormal en la temperatura basal del cuerpo, como una caída temprana después de la ovulación, puede indicar problemas en la fase lútea, .
Cambios en el moco cervical: Alteraciones en la cantidad o calidad del moco cervical durante la fase lútea pueden ser un signo de disfunción,aunque puede corresponder a otras cosas.

Fase Lútea y Tratamientos de Fertilidad





Importancia de la Fase Lútea en la Fertilidad:

  • La fase lútea es la segunda mitad del ciclo menstrual, crucial para la preparación del útero para la implantación del óvulo fertilizado.

2. Rol en los Tratamientos de Fertilidad:

  • La fase lútea desempeña varios roles clave en los tratamientos de fertilidad, incluyendo:

  • Diagnóstico de uno de los ítems que estudiamos en la salud reproductiva.

  • Monitoreo de la ovulación.

  • Evaluación de la función del cuerpo lúteo.

  • Optimización del endometrio para la implantación.

3. Tratamientos Relacionados con la Fase Lútea:

  • Suplementación de Progesterona:

  • Utilizada para corregir insuficiencias de fase lútea y apoyar tratamientos de fertilidad.

  • Puede ser administrada en forma de tabletas, geles, inyecciones o supositorios vaginales, según las necesidades individuales de la paciente.

  • Terapia de Reemplazo Hormonal (TRH):

  • Se emplea para corregir desequilibrios hormonales que pueden afectar la fase lútea y la fertilidad.

  • Implica la administración de hormonas como la progesterona de manera controlada para mejorar la función del cuerpo lúteo.

  • Seguimiento y Ajuste del Ciclo de Tratamiento:

  • Se realizan ajustes en los tratamientos de fertilidad en función de la longitud y calidad de la fase lútea para mejorar las posibilidades de éxito.

  • Esto puede implicar cambios en la dosis de medicamentos, el momento de la inseminación artificial (IA) o la fertilización in vitro (FIV), o la implementación de técnicas de reproducción asistida adicionales.

4. Tipos de Tratamientos de Reproducción Asistida:

           

Inducción de la ovulación: 

Se administra medicación que estimula levemente la ovulación para mejorar la calidad del folículo que ademas de expulsar el ovulo para el embarazo, ayuda a mejorar la secreción de la fase lutea. Luego se da soporte de fase lutea con progesterona en la 2a mitad. 

 lnseminación Artificial (IA):

·          

  • Involucra la colocación de espermatozoides seleccionados directamente en el útero durante la fase lútea para aumentar las posibilidades de fertilización.

   Se realiza inducción de la ovulación y soporte de fase lutea como en la inducción de la ovulación.

·          

  • Se puede realizar con esperma de la pareja o de un donante.

  • Fertilización In Vitro (FIV):

  • Consiste en la fertilización de óvulos fuera del cuerpo en un laboratorio, seguida de la transferencia de embriones al útero durante la fase lútea para la implantación.

  • Puede incluir técnicas adicionales como la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI) o la selección de embriones genéticamente sanos (PGS/PGT-A).

5. Importancia del Monitoreo Continuo:

  • Se enfatiza la necesidad de un monitoreo o soporte de la fase lútea durante los tratamientos de fertilidad para ajustar estrategias según sea necesario.

6. Colaboración con un Especialista en Fertilidad:

  • Se recomienda trabajar estrechamente con un especialista en fertilidad para desarrollar un plan de tratamiento personalizado que tenga en cuenta la fase lútea y otros factores relevantes para la fertilidad.


23 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page