Buscar
  • virginiachaquiriand

Vacunas por COVID-19 y Reproducción Asistida

Por estos días, la pregunta más recurrente a los médicos especialistas en Fertilidad y a los Ginecólogos en general por parte de las pacientes que buscan embarazo es: "me tengo que vacunar?"





Para evaluar el tema de la vacuna contra la infección por COVID-19, tenemos que evaluar lo que implica la enfermedad así como el contagio de la misma.

Desde el inicio de la pandemia, en que se desconocían muchas cosas, hemos tenido que cambiar muchas de nuestras costumbres y procedimientos para prevenir la infección así como el contagio y transmisión a otros de la enfermedad.


Al día de hoy parece establecido que existen determinadas personas para las que la infección por COVID-19 puede implicar riesgo de vida o secuelas importantes, y la transmisión de la enfermedad si no guardamos las medidas correctas en forma estricta y permanente, se produce rápidamente.


Las mujeres embarazadas, en muchos lugares hoy ya son consideradas población de riesgo para la infección, y sobre todo si tienen patologías de base que determinan un incremento en los riesgos en caso de contraer la infección (diabetes, obesidad por ejemplo). Por otro lado, cualquier infección viral, durante el embarazo puede aumentar las complicaciones para el mismo así como para el producto del embarazo.


Por tanto, siempre que podamos instaurar medidas que reduzcan la posibilidad de contraer la infección así como de transmitirla, esto redundará en un beneficio para la paciente, su familia y entorno.


En cuanto a las vacunas, existen varios tipos de vacunas. De acuerdo a las publicaciones actuales, cualquiera de ellas puede administrarse en mujeres que buscan embarazo.

En algunas publicaciones, al día de hoy sugieren esperar dos semanas para realizar transferencias o inseminaciones, luego de la segunda dosis. Esto es sobre todo basado en el principio de PRECAUCION.

En otras, sugieren no diferir el inicio de los tratamientos, e inclusive vacunar a embarazadas, dado que en el balance riesgo beneficio, se considera la prevención contra la infección de mayor beneficio que un potencial riesgo por la vacunación.


En nuestro medio, al día de hoy se está vacunando al personal de la educación, policías, bomberos y militares con la vacuna Sinovac y se prevé en pocos días iniciar la vacunación del personal de salud con las vacunas Pfizer.


Para las mujeres que buscan quedar embarazadas, de acuerdo a las pautas internacionales y a las del Ministerio de Salud de nuestro país, si bien hay algunos que dicen que no es necesario esperar ni diferir la búsqueda de embarazo ni los tratamientos, por seguridad y hasta tener mayor evidencia se sugiere esperar dos semanas luego de administrada la segunda dosis.

Hay que saber que es muy probable que las vacunas no ocasionen problemas en el feto ni en la embarazada, lo que es tranquilizador. La propuesta de esperar se basa sobre todo en el principio de precaución.


En las que tienen que iniciar un tratamiento de fertilidad, se contempla el mismo plazo, es decir esperar dos semanas de la administracion de la segunda dosis para realizar la inseminacion o transferencia embrionaria.


En cuanto a las embarazadas, por ahora no se van a vacunar salvo que sean población de riesgo o tengan mucha exposición.


Las sociedades científicas a nivel internacional vienen realizando publicaciones en forma frecuente actualizando los datos y la evidencia en cuanto a los riesgos, y beneficios. No se han demostrado efectos negativos en el embarazo en animales, pero los datos son aun limitados.

La ASRM (Sociedad Americana de Medicina Reproductiva) asi como otras sociedades no recomiendan restringir el uso de la vacuna cuando las pacientes buscan embarazo, ni siquiera en las embarazadas ni en la lactancia.


En base a la evidencia actual, no hay datos que muestren efectos negativos para el embrion por la vacuna. De momento no se recomienda en las embarazadas porque no hay suficiente experiencia, ni datos publicados, y tampoco sabemos si hay eventuales efectos teratogénicos por la infección por COVID-19, por lo cual aún tenemos incógnitas de ambos lados de la balanza riesgo - beneficio..


Por lo tanto, las pacientes que tengan que realizar tratamientos de fertilidad o busquen embarazo, y puedan acceder a la vacuna, y el esperar un mes y medio no implique repercusiones en su pronóstico reproductivo, parecería que lo mas recomendable es que se la administren y luego inicien el tratamiento de fertilidad.

Siempre que tengan dudas, deben consultar con el especialista que las atiende que podrá brindarles toda la información actualizada y hacerles la recomendación adecuada a su caso particular.

Más allá de la vacunación, no debemos dejar de mantener todas las otras medidas para mitigar la transmisión de la enfermedad, como son evitar las aglomeraciones, uso de mascarilla facial, distanciamiento físico sostenido, higiene de manos, y en caso de tener síntomas sugestivos, permanecer en casa y contactar al prestador de salud.



218 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Dra. Virginia CHAQUIRIAND

Ginecología

Especialista en Medicina Reproductiva

Fertilidad

Clinica Ginecotocologica "B". 

Facultad de Medicina

Universidad de la República.

Tel: 24871515 int 2519

MEDICARE

Canning 2385

Tel: 24800890

097 77 88 80

Smart Clinic

Dr. Isabelino BOSCH 2529

Montevideo

Tel: 2709 96 24

097 77 88 80

MEDICARE

Canning 2385

Tel: 24800890

097 77 88 80

COSEM Vilamajó

Gastón Ramón 2322

Consultorio 102

Tel: 2403 00 00

© 2020 by Virginia Chaquiriand. Proudly created with Wix.com