Buscar
  • virginiachaquiriand

Acumulación de ovocitos en FIV, por qué se hace?

En algunas ocasiones, cuando tenemos que hacer Fecundación in Vitro, se propone acumular ovocitos en varias estimulaciones, para luego poner todos juntos a fertilizar, con el objetivo de maximizar las probabilidades de tener embrión para transferir.



Cuando una mujer tiene un ciclo natural, en ese ciclo habitualmente crece un solo folículo, que será ovulado. En los primeros tiempos se hacía la fecundación in vitro, con ese ovocito solamente. El problema es que a veces, el folículo de ese mes no tiene ovocito dentro, o ese ovocito no está en condiciones adecuadas, o no fertiliza o el embrión no evoluciona... con lo cual cuando hacemos todo por un solo folículo, las chances de tener transferencia embrionaria son muy bajitas.


Es por eso, que se empezó a estimular la ovulación, con el objetivo de que crezcan varios folículos y por tanto al hacer la punción, haya más posibilidades de tener varios ovocitos disponibles para fertilizar. Si bien son promedios, sabemos que de los ovocitos maduros que se obtienen, en promedio fertilizan un 70%, y luego evolucionarán a blastocito, en promedio también, 30 a 50% de los que fertilizaron.

Con lo cual cuando tenemos pocos ovocitos, las chances de tener embrión para transferir se reducen.


Por otro lado, en ocasiones, cuando las pacientes tienen edad avanzada, o existen alteraciones cromosómicas de alguno de los integrantes de la pareja, o enfermedades genéticas, que requieren realizar estudio genético a los embriones, sabemos que de los embriones que obtengamos, habrán varios que luego del estudio, no podrán ser transferidos, por ser anormales (por presentar alteraciones cromosómicas que los hacen incompatibles con un embarazo evolutivo, por ejemplo).


Es por ello, que desde que la técnica de vitrificación está disponible, con una buena tasa de supervivencia de los ovocitos, se puede pensar en estimular varias veces, para ir obteniendo ovocitos, que se van acumulando, hasta tener un pool de los mismos que impresione suficiente como para poder fertilizar y luego tener embriones para poder realizar el estudio y finalmente tener embrión evolutivo y posible de ser transferido. De esa manera se optimizan los costos de todo lo que tiene que ver con el laboratorio, y para los pacientes termina siendo más probable tener transferencia.


Por lo tanto, se realiza la estimulación, se realiza el seguimiento folicular correspondiente, y cuando está todo pronto la para ovulación, se realiza la punción transvaginal para obtención de ovocitos. Los que estén maduros y tengan características adecuadas, se vitrifican y se guardan.

Unos días después, dos o tres, o un ciclo después, se puede retomar la estimulación y obtener otra tanda de ovocitos.


Este procedimiento se puede repetir alguna otra vez más, sobre todo en pacientes que tienen baja reserva ovárica o son bajas respondedoras, hasta que el número de ovocitos nos parezca suficiente. También se plantea en pacientes que por edad o por enfermedades genéticas, tienen altas chances de tener embriones con alteraciones cromosómicas o genéticas en un porcentaje elevado de los casos, y que por tanto, se reduce mucho el pool de embriones posibles de ser transferidos.

Cuando llegamos al número de ovocitos , entre frescos y congelados, que nos parece que es una cantidad adecuada como para tener chances razonables de tener embrión para transferir, se descongelan los que guardamos y se juntan con la última tanda de ovocitos frescos y se realiza la fecundación.


A los 5 ó 6 días, si se obtienen blastocitos, los mismos pueden ser transferidos (siempre de a uno...) o se realiza la biopsia embrionaria (en los casos en que necesitamos hacer estudio genético de los embriones), o se vitrifican los mismos.


Los embriones que quedan vitrificados, luego son transferidos en diferido, luego de preparar el endometrio adecuadamente para la transferencia, ya sea en ciclo natural, o en ciclo sustituído. Cuando se realiza el estudio genético de los embriones, es necesario esperar el resultado del mismo para luego poder comenzar la preparación endometrial.

Lo importante es que siempre tengan claro que los embriones que quedan vitrificados son de la pareja, y que en el laboratorio se guardan, esperando a que los padres vuelvan a buscarlos para transferirse.


74 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo